mi música

Algo sobre mi

Algo sobre mi:

En lo que yo soy ahora han influido tanto las circunstancias de mi vida, como las personas que han desfilado por ella.


Entre las personas, los primeros mis padres. Mi padre, que por desgracia ya no vive, es la persona más honrada, justa y responsable que he conocido. Parece un tópico, sobre todo porque ya no esta, pero es la realidad, jamás le vi apartarse de lo que era correcto y repito honrado.

Mi madre, pues parecida a mi padre, una persona íntegra y con infinito espíritu de sacrificio hacia los demás y una sensatez y sensibilidad que hace que sea imprescindible pilar de la familia.

Mis hermanos, cuatro, todos chicos, bueno como es normal tenemos nuestros mas y nuestros menos, pero en general nunca llegó la sangre al río y sé que detrás de mi están todos, los cuatro para recogerme si caigo. Y lo mismo para cada uno, siempre estamos, incluso antes de que se nos llame.

Y una tía que es casi mi segunda madre.

Y después mis amigas, las que conservo desde que tenía 11 meses (si, meses) que fue cuando llegamos al barrio de Madrid, allá por los años... me cuesta decir mi edad, no es que me sienta mayor, pero si digo la edad lo voy a parecer.

Y ya solo quedaría nombrar el resto de personas que he ido conociendo y que casi todas han sido buenas y han dejado una imborrable huella dentro de mi. (las menos buenas también dejaron huella, por desgracia)

Me queda por mencionar a mi propia familia, quiero decir la que creé yo misma junto a mi marido, y se compone, de momento de él y mis dos hijos. Digo de momento porque ellos están ya en edad de empezar a vivir su propia vida,el mayor hace tiempo que la comparte con alguien, aunque todavía vive en casa con nosotros y la pequeña ya tiene también un proyecto (y que pena me da que se hagan tan mayores). Pero todo forma parte de un ciclo, que es el de nuestra existencia.

Y a esto añadiremos lo que tengo propiamente mío, que algo habrá también, aunque soy bastante simple e influenciable, con lo cual me acoplo a casi todas las situaciones y no me ha ido mal de esta manera.

Si habéis aguantado este pequeño tostón y os quedan ganas podéis leer algo de lo que escribo, que es como yo sencillo y simple.

Me habéis visitado todas esta veces...

Seguidores

Visita también mi segundo bog: http://rosquillasalpoder.blogspot.com.es/

------Gifs Animados - Imagenes Animadas

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA  DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS
POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
8 de Marzo: LAS MUJERES MOVEMOS EL MUNDO.

Mi otro blog

Mis libros preferidos.

Mis libros preferidos.
Este blog tiene otra página con los libros que me gustan o voy leyendo este año.

lunes, 24 de febrero de 2014

“Aquellas historias de Marcelina”.




     Siempre me había gustado hacer punto, tejer. Pero nunca había tenido tiempo. O simplemente no me había llegado el momento y este parecía ser ahora, tal como las piezas van componiendo un rompecabezas y no tienen orden a la hora de irse colocando, así es la vida que se empeña en llevarnos a donde no queremos ir, y a mí me había traído al borde de mis 50 años, a un abismo tan profundo como esas cataratas de película donde el agua se precipita sin remedio. Solo que en vez de ser una caída hermosa ese precipicio acuático era para mí una verdadera caída libre. Y aún estaba a medio camino de recorrerla y no sabía cómo quedaría después de tocar fondo.
     Así que al cabo de cinco años de mi separación y de seis meses de que mi hija mayor me anunciara que se iba a vivir con su novio, estoy sola con mi hijo, organizando lo poco que queda de mi vida y lo mucho de tiempo libre que me queda todos los días.
     No tengo trabajo, y mi salud, mi mala salud, tampoco me permite aceptar cualquier oferta, si la tuviera. Afortunadamente no tengo grandes, ni pequeños vicios, ni una vida social ajetreada, (que fino suena eso), en fin que mis gastos son los mínimos, la comida y los normales del mantenimiento de la casa. El mayor gasto se lo lleva mi hijo con la universidad, pero está perfectamente bien empleado, pues hay que decir que es un estudiante ejemplar, y eso con esta familia desestructurada que le ha tocado en desgracia ya es un gran mérito.
     La casa en la que vivo es propiedad de mi ex marido, pero al no tener yo otra vivienda, ni posibilidades y dado que mis hijos eran menores cuando nos separamos aún sigo en ella.
      Es un piso de más de 50 años. Y en consecuencia los vecinos son todos más que de la tercera edad, de la cuarta o la quinta. Sin ir más lejos el invierno pasado enterramos a tres, pero todos de muertes naturales acordes a sus edades, uno de ellos tenía 92 primaveras.
      Hoy volvía de por el pan cuando me encontré con Marcelina, ella es la vecina del 2º y tiene 82 añitos. Pero además de tener una autonomía que le permite vivir sola, tiene la cabeza en su sitio y de qué manera, para mí la quisiera yo y la mitad de la humanidad. Y goza de un carácter envidiable, de tal forma que me alegra el día cada vez que coincidimos. Ella venía de comprar unos ovillos de hilo de perlé, pues tiene un compromiso del nacimiento de una nieta de una vecina de su pueblo, y le tenía que hacer unas braguitas para cuando la nena llevara vestiditos lucirlas como Dios manda.
     Además me relató todos los proyectos en los que andaba metida, algunos ya empezados y otros por terminar de concretar. Cuando terminó de hablar, yo solo de oír semejante actividad me sentía exhausta y me lo debió notar pues sin pensarlo dos veces me invitó a pasar a descansar a su casa.
     
Así sentadas en su acogedor cuarto de estar y entre sorbos de un vaso de agua para mi sofoco, le comenté que a mí siempre me hubiera gustado tejer. Palabras más mágicas que el Abra Cadabra fueron aquellas, pues su cabeza voló para organizar unas sesiones de labores que comenzarían esa misma tarde, después de la novela de sobremesa. Para empezar podía, según ella, atreverme con algo sencillo, una bufanda sería lo ideal.
     Y así comenzaron nuestras tardes de mutua y maravillosa compañía, donde alrededor de los ovillos y tintineo de las agujas Marcelina me contaba cada día una historia, a veces un pasaje antiguo de su infancia que se le venía a la cabeza, o un acontecimiento
inesperado en su pueblo, algo sobre sus amigas de juventud, o de cuando vivió en Barcelona con una tía lejana, o como se casó de negro porque era lo que tocaba en aquella negra España de los años cincuenta…




Asun ©16 de octubre de 2011
Imagen tomada de la red.




19 comentarios:

  1. Una preciosa historia, la relacion con los vecinos ya se ha perdido, antes eramos como familia. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, Ester. Cuánta añoranza de esos tiempos de vecinos que eran una extensión de la propia familia.
      Un beso grande para ti también.

      Eliminar
  2. Como un clásico, este relato nos remonta a otras épocas, otros momentos.
    Siempre muy agradable leerte, querida amiga.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gabriel, por desgracia estas relaciones tan entrañables quedan ya solo en el recuerdo.
      Besos

      Eliminar
  3. Es un punto de encuentro. Una de las imágenes que me sugiere más sensación de paz y plenitud es cuando veo esas concentraciones de costureras haciendo todas encajes de bolillos mientras hablan de su vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si entonces parece que había tiempo para todo, ahora no lo hay ni para respirar.
      Besos

      Eliminar
  4. Precioso asun... Mm mm quien sera esa Marcelina??? ;)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tania, que alegría, a ver si nos vemos ahora que están de visita los " alemanes"
      Y eso digo yo, quién será esa Marcelina?
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  5. Conmovedor Relato y a la vez digno de admirar.
    Hay que sobreponerse y Vivir la Vida tal como se presenta y sacarole el mayor partido posible.
    Sobre tejer, cuando niño, se puso de moda tejer un cordón, que se hacia utilizando un carrete de hilo ya vacio (entonces eran de madera) , se clavaban cuatro puntillas que eran casi alfileres y así se tejía el cordon.
    Raro era el niño que no llevaba uno en el bolsillo.

    Saludos, manolo

    Espero vengas a felicitarme a mi blog, me haría mucha ilusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Manolo, siempre se dice que la realidad supera la ficción. Este relato es imaginario, pero bien podría ser cierto verdad?
      Saludos

      Eliminar
  6. Yo tengo la suerte de vivir en ese ambiente todavía, y de vivir cerca de mi vecina maravillosa Marce, llena de vitalidad y optimismo.
    Precioso relato Asun.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno tu eres una privilegiada me parece a mi con esa vecinita...
      Como le digo a Tania a ver si nos vemos con todos al completo.
      Besitos

      Eliminar
  7. Una historia terrible contada con sencillez y cariño, con gratitud y hermosura. Lamento que hayas pasado por lo que cuentas, y me alegro por ver que sobrevives, y vives, con ese ánimo y esa actitud.
    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esteban querido, no hay nada que lamentar, esta historia es totalmente FICCIÓN. Así que no te apenes por mí, afortunadamente no he pasado por nada parecido.
      Te diría que bastante tengo con lo mío!!!
      Y como sabes, si he tenido algún problemilla de salud, pero estoy cada vez mejor y disfrutando como se merece.
      Ojalá pudiéramos vernos como el año pasado en los premios blogs, eso si que sería una fiesta verdad?
      Un beso grande.

      Eliminar
    2. ¡Qué alivio, Asun! Menos mal.
      Pues voy a dejar de leer blogs de ficción, el otro día nuestra común amiga apuntándome con un revólver, hoy tú con este disgusto...
      Ahora en serio, pues esto (a mis ojos y modesto entender) le da aún más mérito a tu relato, sin ninguna duda. ¡Felicidades!
      Sí, he pensado y pienso lo mismo; pues, ¿quién sabe? Igual sí nos vemos allí. Cruza los 20 dedos, yo ya lo hice.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Algunos días Marcelina repetía una historia que ya había contado, porque venía a cuento o porque quería. Pero siempre con algún adornillo que las hacía distintas.....
    No hace falta recordar esos tiempos. Afortunadamente existen y por suerte para nosotros hay gente que lo cuenta tan bien como tú.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Algunos días Marcelina repetía una historia que ya había contado, porque venía a cuento o porque quería. Pero siempre con algún adornillo que las hacía distintas.....
    No hace falta recordar esos tiempos. Afortunadamente existen y por suerte para nosotros hay gente que lo cuenta tan bien como tú.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que conoces bien a esta "Marcelina".
      Me alegro infinitamente de verte por aquí y de que comentes.
      Tengo más historias de esta Marce, así que ya las ireis leyendo.
      Besitos

      Eliminar
  10. OMS SO SIEMPRE ESTÁ LEYENDO ESTE TESTIMONIO DE HOY DEBE CELEBRAR POR FAVOR CONMIGO PORQUE SOY TAN FELIZ DE LA GRAN OBRA DR.BREEZE hizo por mí.
    Soy la señorita AITOR, prometo compartir este testimonio en todo el mundo una vez que mi novio de vuelta de nuevo a mí, y hoy con todo respeto quiero agradecer DR.BREEZE por traer alegría y felicidad a mi relación y mi familia. Quiero informar a todos ustedes que hay un hechicero que es real y genuino. Nunca he creído en alguna de estas cosas hasta que me solté mi novio, yo necesitaba ayuda hasta que me encontré drbreezeultimatespellcaster@hotmail.com Un gran lanzador de hechizos, y arrojó un hechizo de amor para mí, y él me aseguró que voy a tener mi novio de vuelta en tan sólo 24 horas después de que el hechizo ha sido lanzado. 24 horas más tarde, sonó el teléfono, y así sorprendentemente, era mi novio, que no me ha llamado para últimos 3 años, e hizo una apología de la rotura del corazón, y me ha dicho que está dispuesto a ser mi columna vertebral hasta el resto de su vida conmigo. DR.BREEZE lo dejó en libertad, para saber lo mucho que me amaba y quería que él. Y abrió los ojos para imaginar cuánto amor tenemos acción juntos. Mientras escribo este testimonio en este momento soy la chica más feliz del mundo y para mí y mi novio es vivir una vida feliz y nuestro amor es ahora más fuerte que la forma en que eran incluso antes de nuestra ruptura. Así que es por eso que me prometí a compartir mi testimonio en todo el universo. Todos agradecimiento a DR. BREEZE para el exceso de trabajo que ha hecho por mí. He aquí su dirección de correo electrónico (drbreezeultimatespellcaster@hotmail.com) En cualquier situación de relación que estás experimentando en la vida, en contacto con DR. BREEZE hoy en día para ayudar a acelerar y te aseguro que cuando la mina ha hecho por mí, que sin duda le ayudará también.

    ResponderEliminar

VUESTROS COMENTARIOS SON MI ALEGRÍA