mi música

Algo sobre mi

Algo sobre mi:

En lo que yo soy ahora han influido tanto las circunstancias de mi vida, como las personas que han desfilado por ella.


Entre las personas, los primeros mis padres. Mi padre, que por desgracia ya no vive, es la persona más honrada, justa y responsable que he conocido. Parece un tópico, sobre todo porque ya no esta, pero es la realidad, jamás le vi apartarse de lo que era correcto y repito honrado.

Mi madre, pues parecida a mi padre, una persona íntegra y con infinito espíritu de sacrificio hacia los demás y una sensatez y sensibilidad que hace que sea imprescindible pilar de la familia.

Mis hermanos, cuatro, todos chicos, bueno como es normal tenemos nuestros mas y nuestros menos, pero en general nunca llegó la sangre al río y sé que detrás de mi están todos, los cuatro para recogerme si caigo. Y lo mismo para cada uno, siempre estamos, incluso antes de que se nos llame.

Y una tía que es casi mi segunda madre.

Y después mis amigas, las que conservo desde que tenía 11 meses (si, meses) que fue cuando llegamos al barrio de Madrid, allá por los años... me cuesta decir mi edad, no es que me sienta mayor, pero si digo la edad lo voy a parecer.

Y ya solo quedaría nombrar el resto de personas que he ido conociendo y que casi todas han sido buenas y han dejado una imborrable huella dentro de mi. (las menos buenas también dejaron huella, por desgracia)

Me queda por mencionar a mi propia familia, quiero decir la que creé yo misma junto a mi marido, y se compone, de momento de él y mis dos hijos. Digo de momento porque ellos están ya en edad de empezar a vivir su propia vida,el mayor hace tiempo que la comparte con alguien, aunque todavía vive en casa con nosotros y la pequeña ya tiene también un proyecto (y que pena me da que se hagan tan mayores). Pero todo forma parte de un ciclo, que es el de nuestra existencia.

Y a esto añadiremos lo que tengo propiamente mío, que algo habrá también, aunque soy bastante simple e influenciable, con lo cual me acoplo a casi todas las situaciones y no me ha ido mal de esta manera.

Si habéis aguantado este pequeño tostón y os quedan ganas podéis leer algo de lo que escribo, que es como yo sencillo y simple.

Me habéis visitado todas esta veces...

Seguidores

Visita también mi segundo bog: http://rosquillasalpoder.blogspot.com.es/

------Gifs Animados - Imagenes Animadas

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA  DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS
POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
8 de Marzo: LAS MUJERES MOVEMOS EL MUNDO.

Mi otro blog

Mis libros preferidos.

Mis libros preferidos.
Este blog tiene otra página con los libros que me gustan o voy leyendo este año.

domingo, 26 de enero de 2014

Miau, miau.

— ¿A que no ves un gato?
Claro que sí, pensé yo, justo delante de mí. Si te miro a ti estoy viendo un gato. Porque gatos somos los madrileños, así se nos conoce.
     Pero me daba a mí en la nariz, por cierto, también de gata, que no era esa la respuesta acertada.
Eché un vistazo general a mi alrededor desde la planta 7ª de un edificio situado en los primeros números de la calle Alcalá.
     A la derecha la plaza de nuestra diosa, Cibeles, Palacio de Comunicaciones (para mí siempre Correos, me resisto a llamarlo Ayuntamiento) y al otro lado el Palacio de Linares (agudizo el oído, quizá Raimunda me quiera decir algo). Y por fin la plaza de la Independencia, con esa puerta de 5 arcos, que me devuelve la mirada en un guiño de sol invernal.
     A la izquierda abriéndose paso entre tráfico y alguna callejuela estrecha, el reloj de la Puerta del Sol, descansando de su protagonismo indiscutible en la última y primera noches de cada año.
Pero desde esta altura ¿cómo distinguir un gato?
     En medio de mi concentración, miro de reojo a mi amigo. Sonríe, y le conozco demasiado bien esa sonrisa. Está disfrutando de lo lindo. Y nada, yo no veo el gato.
Entorno los ojos para enfocar más, si cabe, y noto un roce en la nuca y un susurro fantasmal en mi oído:
—Miau, miau…
—Ayyyyy
Grito sin poderme controlar, y doy un respingo de puro miedo.
— ¿Tu eres tonto verdad?
Pero al darme la vuelta para darle un manotazo, bien merecido por el susto, mis ojos hacen un barrido rápido por los tejados colindantes y:

— ¡El gato!

Reímos los dos. Si el paraíso existe, esta azotea de Madrid debe ser un reflejo de él. Nos abrazamos, y en mi pensamiento hago mío ese dicho  “de Madrid, al cielo”. Porque en el cielo creo estar mientras nos contempla ese travieso gato, que me pregunto ¿cómo habrá llegado hasta allí?

Creación de dEmo, de 58 cm se encuentra en la cornisa del antiguo edificio de Banco mercantil e Industrial, hoy Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.


Asun©26 de enero de 2014