mi música

Algo sobre mi

Algo sobre mi:

En lo que yo soy ahora han influido tanto las circunstancias de mi vida, como las personas que han desfilado por ella.


Entre las personas, los primeros mis padres. Mi padre, que por desgracia ya no vive, es la persona más honrada, justa y responsable que he conocido. Parece un tópico, sobre todo porque ya no esta, pero es la realidad, jamás le vi apartarse de lo que era correcto y repito honrado.

Mi madre, pues parecida a mi padre, una persona íntegra y con infinito espíritu de sacrificio hacia los demás y una sensatez y sensibilidad que hace que sea imprescindible pilar de la familia.

Mis hermanos, cuatro, todos chicos, bueno como es normal tenemos nuestros mas y nuestros menos, pero en general nunca llegó la sangre al río y sé que detrás de mi están todos, los cuatro para recogerme si caigo. Y lo mismo para cada uno, siempre estamos, incluso antes de que se nos llame.

Y una tía que es casi mi segunda madre.

Y después mis amigas, las que conservo desde que tenía 11 meses (si, meses) que fue cuando llegamos al barrio de Madrid, allá por los años... me cuesta decir mi edad, no es que me sienta mayor, pero si digo la edad lo voy a parecer.

Y ya solo quedaría nombrar el resto de personas que he ido conociendo y que casi todas han sido buenas y han dejado una imborrable huella dentro de mi. (las menos buenas también dejaron huella, por desgracia)

Me queda por mencionar a mi propia familia, quiero decir la que creé yo misma junto a mi marido, y se compone, de momento de él y mis dos hijos. Digo de momento porque ellos están ya en edad de empezar a vivir su propia vida,el mayor hace tiempo que la comparte con alguien, aunque todavía vive en casa con nosotros y la pequeña ya tiene también un proyecto (y que pena me da que se hagan tan mayores). Pero todo forma parte de un ciclo, que es el de nuestra existencia.

Y a esto añadiremos lo que tengo propiamente mío, que algo habrá también, aunque soy bastante simple e influenciable, con lo cual me acoplo a casi todas las situaciones y no me ha ido mal de esta manera.

Si habéis aguantado este pequeño tostón y os quedan ganas podéis leer algo de lo que escribo, que es como yo sencillo y simple.

Me habéis visitado todas esta veces...

Seguidores

Visita también mi segundo bog: http://rosquillasalpoder.blogspot.com.es/

------Gifs Animados - Imagenes Animadas

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA  DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS
POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
8 de Marzo: LAS MUJERES MOVEMOS EL MUNDO.

Mi otro blog

Mis libros preferidos.

Mis libros preferidos.
Este blog tiene otra página con los libros que me gustan o voy leyendo este año.

domingo, 18 de agosto de 2013

El atropello

     Voló a Madrid en cuanto le comunicaron la noticia. Un agente de la policía le localizó a través de su empresa. Por suerte ya había concluido la feria del automóvil y solo estaba buscando una cafetería donde pasar las tres horas que le quedaban para coger el vuelo de vuelta.
    Con el corazón en la boca paró el primer taxi y en menos de media hora había arreglado el cambio de billetes y estaba tomando asiento en el avión que despegaba de Palma de Mallorca. Acababa de comprobar que había más frecuencia de vuelos con estas islas, que entre los autobuses de su barrio en Madrid. De pronto su mente se quedó en blanco y empezó a temblar pensando en Marta, aunque no era capaz de verla, porque solo podía pensar en el momento del atropello.


Algo húmedo mojó su mano. Abrió los ojos para comprobar que había sido una lágrima. Dios! no podía ser, no recordaba haber llorado desde que dejó de usar pantalón corto y hacía varias décadas de eso.
- ¿Se marea?-preguntó la señora que ocupaba el asiento de al lado y  le miraba con maternal solicitud.
- Si –no se mareaba, no, pero esta excusa le vino bien, volvió a cerrar los ojos y no hizo ademán de querer seguir conversando en el resto del viaje.
.-.-.-.-.
    Recorrió a toda prisa los pasillos del hospital. Y cuando se vio reflejado en el cristal que le separaba de Marta, comprendió lo que los médicos le habían explicado y no acertaba a asimilar. Marta estaba en coma. Un coma inducido y todavía no podían saber el alcance real de las lesiones tanto físicas, como de las  posibles secuelas.
Una enfermera se acercó a él, delicadamente le tocó el brazo para llamar su atención.
- Buenas tardes, soy Antonia, enfermera de urgencias. Atendí a esta paciente a su llegada al hospital.
- Marta, se llama Marta, es mi esposa.
- Sí, claro. Mire su mujer llegó consciente y hablando. Esto es muy buena señal. Me impresionó. No cesaba de repetir unas palabras, y su mirada me hizo pensar que era muy importante. No sé muy bien porqué pero las apunté, y luego no sabía qué hacer con lo anotado. Supongo que a usted le interesarán.
Mario apenas comprendía lo que le estaba diciendo y mecánicamente guardó el papel que esa enfermera le ofrecía, en el bolsillo de la chaqueta y le dio las gracias.
-.-.-.-.
    Había pasado una semana. Solo siete días y su vida era tan diferente como si le hubieran dado la vuelta, cual imagen reflejada en un espejo. Así se sentía, un reflejo de sí mismo, y Marta, esa Marta de la cama de cuidados intensivos, no era realmente Marta era un reflejo de ella.
Como cada tarde después de salir del trabajo había acudido  a esa maldita habitación del hospital. Metió distraídamente las manos en los bolsillos, se había puesto la misma chaqueta del primer día. Y sacó un pedazo de papel, al principio no sabía de que se trataba. Hasta que recordó a aquella enfermera, Antonia, a la que no había vuelto a ver.
Leyó las cuatro palabras anotadas, recordando que ella las había apuntado por lo interesante que le pareció y la urgencia de Marta al repetirlas.
Pero… qué demonios… no entendía nada. Literalmente no entendía que ponía allí, eran una serie de letras sin ningún sentido, no eran palabras españolas, y a decir verdad no parecían de ningún otro idioma.

“Matan alansa akonanad lalake. Gnahan k osa kon ana galalake”

     Marta no podía haber dicho nada parecido a eso, se sintió presa de un enfado descomunal, ofendido, y engañado. Buscaría a esa enfermera, ¿Cómo se atrevía a entregarle semejante tontería y contarle ese cuento chino, con su mujer en esas circunstancias?
No le costó trabajo encontrarla, se acercó y le pidió explicaciones.
- Ya le dije que me llamó la atención, no entiendo lo que quiere decir, lo apunté de inmediato, pues se me habría olvidado y ella no dejaba de repetirlo, y me insistía como si fuera lo más importante en ese momento. Lo siento no quería disgustarle, creí que para usted tendría sentido. Pensé que sabría en qué idioma hablaba, se trata de su esposa.
Si, se trataba de su esposa, pero jamás la oyó pronunciar nada parecido a aquello.
Pasó el resto de la tarde contemplando la suave respiración de Marta. Había mejorado mucho y pronto comenzarían a sacarla de aquel sueño que la mantenía ausente.
Mientras la miraba no dejaba de repetirse mentalmente esas cuatro tonterías del papel. ¿Sería algún idioma realmente?

*-*-*-*-*-

Asun© 17 de agosto de 2013