mi música

Algo sobre mi

Algo sobre mi:

En lo que yo soy ahora han influido tanto las circunstancias de mi vida, como las personas que han desfilado por ella.


Entre las personas, los primeros mis padres. Mi padre, que por desgracia ya no vive, es la persona más honrada, justa y responsable que he conocido. Parece un tópico, sobre todo porque ya no esta, pero es la realidad, jamás le vi apartarse de lo que era correcto y repito honrado.

Mi madre, pues parecida a mi padre, una persona íntegra y con infinito espíritu de sacrificio hacia los demás y una sensatez y sensibilidad que hace que sea imprescindible pilar de la familia.

Mis hermanos, cuatro, todos chicos, bueno como es normal tenemos nuestros mas y nuestros menos, pero en general nunca llegó la sangre al río y sé que detrás de mi están todos, los cuatro para recogerme si caigo. Y lo mismo para cada uno, siempre estamos, incluso antes de que se nos llame.

Y una tía que es casi mi segunda madre.

Y después mis amigas, las que conservo desde que tenía 11 meses (si, meses) que fue cuando llegamos al barrio de Madrid, allá por los años... me cuesta decir mi edad, no es que me sienta mayor, pero si digo la edad lo voy a parecer.

Y ya solo quedaría nombrar el resto de personas que he ido conociendo y que casi todas han sido buenas y han dejado una imborrable huella dentro de mi. (las menos buenas también dejaron huella, por desgracia)

Me queda por mencionar a mi propia familia, quiero decir la que creé yo misma junto a mi marido, y se compone, de momento de él y mis dos hijos. Digo de momento porque ellos están ya en edad de empezar a vivir su propia vida,el mayor hace tiempo que la comparte con alguien, aunque todavía vive en casa con nosotros y la pequeña ya tiene también un proyecto (y que pena me da que se hagan tan mayores). Pero todo forma parte de un ciclo, que es el de nuestra existencia.

Y a esto añadiremos lo que tengo propiamente mío, que algo habrá también, aunque soy bastante simple e influenciable, con lo cual me acoplo a casi todas las situaciones y no me ha ido mal de esta manera.

Si habéis aguantado este pequeño tostón y os quedan ganas podéis leer algo de lo que escribo, que es como yo sencillo y simple.

Me habéis visitado todas esta veces...

Seguidores

Visita también mi segundo bog: http://rosquillasalpoder.blogspot.com.es/

------Gifs Animados - Imagenes Animadas

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA  DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS
POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
8 de Marzo: LAS MUJERES MOVEMOS EL MUNDO.

Mi otro blog

Mis libros preferidos.

Mis libros preferidos.
Este blog tiene otra página con los libros que me gustan o voy leyendo este año.

miércoles, 15 de febrero de 2012

El beso

 El beso

Unos pitidos agudos a su espalda avisaban de que algo no funcionaba en la impresora. Otra vez, pensó, parece mentira que sea nueva. Atasco de papel, abrir puerta zona B. Así lo hizo, y después de abrir varias tapas, de diferentes zonas de la máquina, descubrió un folio a medias de imprimir y medio atrapado, lo sacó con mucho cuidado y volvió a reiniciar la impresión. Cuando todo estaba en orden, se miró las manos y como cabía esperar se había tiznado bastante con la tinta negra. Y eran casi las 10 de la mañana, la hora de tomar su pequeño desayuno con sus compañeras.

No lo pensó más y se dirigió al servicio para lavarse las manos. En el cuarto de baño, el aseo que estaba separado de la zona de lavabos, estaba ocupado. Abrió el grifo y se disponía a servirse jabón del dosificador de la pared, cuando reparó en que había un teléfono móvil en la encimera.

Lo reconoció inmediatamente, era el de Rebeca, su mejor compañera junto con Ana, así que abrió la boca para llamarla, dando por hecho que era ella, la que estaba en el aseo, cuando se interrumpió bruscamente, ya que al tocar la pantalla táctil del móvil apareció una imagen. Era la última fotografía tomada desde él. Y se quedó paralizada. En la foto aparecían sus dos amigas, Ana y Rebeca, sus queridas e inseparables Rebeca y Ana.

Pero Elena seguía petrificada, y aún así, en un imperceptible movimiento mecánico de su dedo sobre la pantalla, surgieron más instantáneas y ella estaba cada vez más helada, pero dejó el teléfono en un respingo, al escuchar ruido de movimientos al otro lado de la puerta cerrada del aseo. Rápidamente olvidando sus manos sucias de tinta, salió al pasillo y se agazapó tras la puerta de la Sala de Reuniones que estaba justo enfrente.

Desde allí sin ser vista pudo observar como salían del baño sus dos amigas, ¿amigas?, si, eran mucho mas que compañeras, tenían plena confianza, se lo contaban todo, sin secretos, o eso creía ella…

Entonces ellas se separaron, cada una fue hacia sus respectivos despachos, pero la mirada que mantuvieron apenas unos segundos, vino a confirmar que las fotografías no mentían. Todo era real, y a través de un torbellino de imágenes retrospectivas que se remontaban al principio de su amistad y que se sucedían escapando a su voluntad, comprendió que había estado ciega y que lo que unía a esas dos mujeres era algo más profundo e íntimo, que una simple complicidad de hermanas.

Y así había quedado sellado en el beso, a la vez tierno y rebosante de deseo, que reflejaba la imagen de la primera fotografía en la pantallita del móvil de Rebeca y que todavía la mantenía paralizada tras la puerta de la Sala de Reuniones de su oficina.