mi música

Algo sobre mi

Algo sobre mi:

En lo que yo soy ahora han influido tanto las circunstancias de mi vida, como las personas que han desfilado por ella.


Entre las personas, los primeros mis padres. Mi padre, que por desgracia ya no vive, es la persona más honrada, justa y responsable que he conocido. Parece un tópico, sobre todo porque ya no esta, pero es la realidad, jamás le vi apartarse de lo que era correcto y repito honrado.

Mi madre, pues parecida a mi padre, una persona íntegra y con infinito espíritu de sacrificio hacia los demás y una sensatez y sensibilidad que hace que sea imprescindible pilar de la familia.

Mis hermanos, cuatro, todos chicos, bueno como es normal tenemos nuestros mas y nuestros menos, pero en general nunca llegó la sangre al río y sé que detrás de mi están todos, los cuatro para recogerme si caigo. Y lo mismo para cada uno, siempre estamos, incluso antes de que se nos llame.

Y una tía que es casi mi segunda madre.

Y después mis amigas, las que conservo desde que tenía 11 meses (si, meses) que fue cuando llegamos al barrio de Madrid, allá por los años... me cuesta decir mi edad, no es que me sienta mayor, pero si digo la edad lo voy a parecer.

Y ya solo quedaría nombrar el resto de personas que he ido conociendo y que casi todas han sido buenas y han dejado una imborrable huella dentro de mi. (las menos buenas también dejaron huella, por desgracia)

Me queda por mencionar a mi propia familia, quiero decir la que creé yo misma junto a mi marido, y se compone, de momento de él y mis dos hijos. Digo de momento porque ellos están ya en edad de empezar a vivir su propia vida,el mayor hace tiempo que la comparte con alguien, aunque todavía vive en casa con nosotros y la pequeña ya tiene también un proyecto (y que pena me da que se hagan tan mayores). Pero todo forma parte de un ciclo, que es el de nuestra existencia.

Y a esto añadiremos lo que tengo propiamente mío, que algo habrá también, aunque soy bastante simple e influenciable, con lo cual me acoplo a casi todas las situaciones y no me ha ido mal de esta manera.

Si habéis aguantado este pequeño tostón y os quedan ganas podéis leer algo de lo que escribo, que es como yo sencillo y simple.

Me habéis visitado todas esta veces...

Seguidores

Visita también mi segundo bog: http://rosquillasalpoder.blogspot.com.es/

------Gifs Animados - Imagenes Animadas

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA  DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS
POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
8 de Marzo: LAS MUJERES MOVEMOS EL MUNDO.

Mi otro blog

Mis libros preferidos.

Mis libros preferidos.
Este blog tiene otra página con los libros que me gustan o voy leyendo este año.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Haciendo el payaso.


     
El tren aminoraba su marcha, las vías se estrechaban cada vez más, para terminar en un gélido anden. Sonrió, por un momento, pero se contuvo al ver el semblante serio de su padre, y los ojos de su madre, siempre chispeantes y llenos de vida, hoy nublados como el día.

Su padre se equivocaba, pero aunque se equivocaba, tenía razón.

    Se equivocaba al decir que ella no podría imaginar el dolor que sintió su madre cuando supo que estaba todo el día en el hospital, suponiéndola enferma. Tan gravemente enferma, como para abandonar sus estudios en la universidad. Tan fatalmente enferma que no había sabido como contárselo a ellos, sus padres.

    Y tenía razón, al tacharla de inconsciente, de egoísta, de irresponsable y de todos los demás adjetivos que su desahogo hacía brotar desde el fondo du su corazón.
Seguían en el andén, clavados en el frío granito, helado en aquella mañana de diciembre. La maleta a su lado, y su madre enfrente, con sus preciosos ojos claros navegando en un mar que luchaba por salir. Ahora la pregunta que le martilleaba en su mente no era ya la de ¿Cómo se lo voy a contar?, sino ¿Cómo he podido no habérselo contado?
    Y mientras, en el aire flotaba el eco de las últimas palabras de su padre:

- Tu madre y yo pensando que te morías y tú haciendo el payaso en el hospital…

Otra vez se equivocaba, hacía el payaso, si, pero no era solo eso.

Hacía algo maravilloso, hacía reír a unos niños que necesitaban esas risas tanto como los raros compuestos que viajaban por sus venas.
El día que acompañó a su medio novio, a la planta infantil, y vio tanta alegría en niños que a su modo de ver no tenían nada de lo que alegrarse, recibió la clase más magistral de las que nunca recibiría en las aulas universitarias. Y se hizo asidua, hasta que sin darse cuenta pasaba cada vez más horas allí. 



Asun® 2 de diciembre de 2012