mi música

Algo sobre mi

Algo sobre mi:

En lo que yo soy ahora han influido tanto las circunstancias de mi vida, como las personas que han desfilado por ella.


Entre las personas, los primeros mis padres. Mi padre, que por desgracia ya no vive, es la persona más honrada, justa y responsable que he conocido. Parece un tópico, sobre todo porque ya no esta, pero es la realidad, jamás le vi apartarse de lo que era correcto y repito honrado.

Mi madre, pues parecida a mi padre, una persona íntegra y con infinito espíritu de sacrificio hacia los demás y una sensatez y sensibilidad que hace que sea imprescindible pilar de la familia.

Mis hermanos, cuatro, todos chicos, bueno como es normal tenemos nuestros mas y nuestros menos, pero en general nunca llegó la sangre al río y sé que detrás de mi están todos, los cuatro para recogerme si caigo. Y lo mismo para cada uno, siempre estamos, incluso antes de que se nos llame.

Y una tía que es casi mi segunda madre.

Y después mis amigas, las que conservo desde que tenía 11 meses (si, meses) que fue cuando llegamos al barrio de Madrid, allá por los años... me cuesta decir mi edad, no es que me sienta mayor, pero si digo la edad lo voy a parecer.

Y ya solo quedaría nombrar el resto de personas que he ido conociendo y que casi todas han sido buenas y han dejado una imborrable huella dentro de mi. (las menos buenas también dejaron huella, por desgracia)

Me queda por mencionar a mi propia familia, quiero decir la que creé yo misma junto a mi marido, y se compone, de momento de él y mis dos hijos. Digo de momento porque ellos están ya en edad de empezar a vivir su propia vida,el mayor hace tiempo que la comparte con alguien, aunque todavía vive en casa con nosotros y la pequeña ya tiene también un proyecto (y que pena me da que se hagan tan mayores). Pero todo forma parte de un ciclo, que es el de nuestra existencia.

Y a esto añadiremos lo que tengo propiamente mío, que algo habrá también, aunque soy bastante simple e influenciable, con lo cual me acoplo a casi todas las situaciones y no me ha ido mal de esta manera.

Si habéis aguantado este pequeño tostón y os quedan ganas podéis leer algo de lo que escribo, que es como yo sencillo y simple.

Me habéis visitado todas esta veces...

Seguidores

Visita también mi segundo bog: http://rosquillasalpoder.blogspot.com.es/

------Gifs Animados - Imagenes Animadas

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA  DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS
POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
8 de Marzo: LAS MUJERES MOVEMOS EL MUNDO.

Mi otro blog

Mis libros preferidos.

Mis libros preferidos.
Este blog tiene otra página con los libros que me gustan o voy leyendo este año.

sábado, 28 de abril de 2012

El peluche

El peluche

     Cuando fue a vivir con Mario nunca creyó que pudiera haber una fecha que pusiera punto final a su historia de amor. Un amor a primera vista.Tanto que apenas habían transcurrido unos días desde el momento en que se vieron por primera vez y el día en que ella se trasladó a su casa.

     Se instaló directamente en la habitación de Mario. Compartiendo su cama. Ella era la última imagen que él veía al cerrar los ojos cada noche al dormir, mientras la acariciaba y susurraba los mas dulces “buenas noches” y le pronosticaba con toda seguridad que el día siguiente sería otro día perfecto, nada malo podía ocurrir teniéndola a su lado.

     Y era lo primero que veía cuando amanecía su nuevo día, su figura pequeñita, su pelo revuelto por el desorden de la noche, que a veces era loca fruto de los sueños de pasión e impetuosa juventud de Mario.
     Así transcurrieron algunos años, deslizándose el tiempo suavemente, sin hacerse notar. Y ocurrió lo que tanto le repitieron al principio, la frase maldita comenzaba a hacerse realidad: nada es para siempre.

     Mario había crecido, físicamente, pero sobre todo como ser humano, había afianzado mucho, y quizá demasiado aprisa, su personalidad. Y ahora ella escuchaba de nuevo aquellas voces que le decían: se cansará de ti aún antes de que tu cuerpo pierda su firmeza, tu pelo ese brillo  y gracia tan irresistibles, y tu piel la suavidad que hace que las manos no puedan dejar de acariciarte.

      Y así fue, una mañana, cuando ya hacía algún tiempo que ni siquiera compartía las noches de Mario, y sus días no empezaban con sus miradas entregadas y esos desayunos compartidos.

     Esa mañana, no fue él quien la apartó para siempre de su lado.

     Fue su madre, la madre de Mario, que la había querido casi tanto como él, quien la observó y con infinito cariño y delicadeza la tomó en sus brazos, la besó y la depositó en una caja, junto con otros muchos juguetes ya viejos, algunos mutilados fruto de tantos momentos de juegos inolvidables. Y que  como ella, la preciosa ovejita de peluche blanco tan dulce como el algodón de azúcar, habían compartido las interminables confidencias de niño feliz, y habían aliviado tantas noches de miedos infantiles.



Asun 28 de abril de 2012

10 comentarios:

  1. asun y asi es los amores vienen y van todo el tiempo y uno tiene que estar prepadado para estos cambios. aunque nos suelen afectar besos carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Carlos, la vida nos hace crecer y cambiar.
      Besos.

      Eliminar
  2. Hola, saludos, excelente día, buen blog el tuyo, te felicito mucho, te invito a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un escrito mío titulado “Diluvio eterno”, es un escrito triste y hermoso al mismo tiempo, te espero ahí, ha sido un gusto pasar por tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boris, gracias por tu visita, y en cuanto tenga un minuto iré a leer ese Diluvio, que seguro me gustará.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Asun es una delicia de relato, y la ovejita es una ricura.
    Es un relato como la vida misma en que aparecen personas que parecen para toda la vida, pero con el pasar de los tiempos cambiamos y las dejamos en el olvido.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ariel, tan simpática como siempre. Puede que si, que la vida cambie y los afectos también, pero este Mario de mi relato, siempre recordará a su peluche, y puede que en esa caja aún lo converve.
      Besos.

      Eliminar
  4. Cuánta ternura hubo depositada en esa ovejita. Hizo bien su mamá al guardarla porque no solo guardó el peluche sino tantos y tantos abrazos y besos que Mario depositó en él.

    Muy bien, Asun, me encantó.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida amiga, es verdad todos tuvimos algún muñeco preferido, aunque a mi mis hermanos me liquidaban la mayoría.
      Besos.

      Eliminar
  5. ¡ohhhh! eso de crecer a veces es un poco triste, dejamos atrás anclajes que han significado mucho, pero así es la vida hay que seguir para adelante para recibir todavía cosas más bonitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rebeca tienes razón crecer es triste, pues supone abandonar la de la niñez. Pero como tu dices ser mayores traerá otras cosas que nos compensarán.
      Besitos.

      Eliminar

VUESTROS COMENTARIOS SON MI ALEGRÍA