mi música

Algo sobre mi

Algo sobre mi:

En lo que yo soy ahora han influido tanto las circunstancias de mi vida, como las personas que han desfilado por ella.


Entre las personas, los primeros mis padres. Mi padre, que por desgracia ya no vive, es la persona más honrada, justa y responsable que he conocido. Parece un tópico, sobre todo porque ya no esta, pero es la realidad, jamás le vi apartarse de lo que era correcto y repito honrado.

Mi madre, pues parecida a mi padre, una persona íntegra y con infinito espíritu de sacrificio hacia los demás y una sensatez y sensibilidad que hace que sea imprescindible pilar de la familia.

Mis hermanos, cuatro, todos chicos, bueno como es normal tenemos nuestros mas y nuestros menos, pero en general nunca llegó la sangre al río y sé que detrás de mi están todos, los cuatro para recogerme si caigo. Y lo mismo para cada uno, siempre estamos, incluso antes de que se nos llame.

Y una tía que es casi mi segunda madre.

Y después mis amigas, las que conservo desde que tenía 11 meses (si, meses) que fue cuando llegamos al barrio de Madrid, allá por los años... me cuesta decir mi edad, no es que me sienta mayor, pero si digo la edad lo voy a parecer.

Y ya solo quedaría nombrar el resto de personas que he ido conociendo y que casi todas han sido buenas y han dejado una imborrable huella dentro de mi. (las menos buenas también dejaron huella, por desgracia)

Me queda por mencionar a mi propia familia, quiero decir la que creé yo misma junto a mi marido, y se compone, de momento de él y mis dos hijos. Digo de momento porque ellos están ya en edad de empezar a vivir su propia vida,el mayor hace tiempo que la comparte con alguien, aunque todavía vive en casa con nosotros y la pequeña ya tiene también un proyecto (y que pena me da que se hagan tan mayores). Pero todo forma parte de un ciclo, que es el de nuestra existencia.

Y a esto añadiremos lo que tengo propiamente mío, que algo habrá también, aunque soy bastante simple e influenciable, con lo cual me acoplo a casi todas las situaciones y no me ha ido mal de esta manera.

Si habéis aguantado este pequeño tostón y os quedan ganas podéis leer algo de lo que escribo, que es como yo sencillo y simple.

Me habéis visitado todas esta veces...

Seguidores

Visita también mi segundo bog: http://rosquillasalpoder.blogspot.com.es/

------Gifs Animados - Imagenes Animadas

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA  DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS
POR FAVOR NO OLVIDES NUNCA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
8 de Marzo: LAS MUJERES MOVEMOS EL MUNDO.

Mi otro blog

Mis libros preferidos.

Mis libros preferidos.
Este blog tiene otra página con los libros que me gustan o voy leyendo este año.

jueves, 8 de marzo de 2012

La señora

La señora.
(Dedicado a todas las mujeres, hoy 8 de Marzo en el Día Internacional de la Mujer)

     Estaba muy avergonzada. No lo podía evitar. Desde que la llamaron y aceptó, apenas había dormido por las noches. Estaba contenta y agradecida, aún tenía esa mentalidad, Dios aprieta, pero no ahoga.
     Pero sobretodo estaba avergonzada. Vivía en el siglo XXI, aunque reconocía que ella pertenecía al XX.

     Era una señora.

     Educada en la moderación, el amor a la familia (la tradicional) y en el temor y agradecimiento a Dios, tanto por lo bueno como por lo malo (Dios siempre tiene sus razones, y nunca manda más de lo que se puede aguantar).
     Estudió y trabajó (muy poco, solo hasta casarse). Se casó muy joven, tuvo hijos y vivió feliz dentro de una vida recta y ordenada.
     Y acabados de cumplir sus 53 años, no quedaba nada de todo eso.
     De sus estudios quedaba una buena, pero rancia base cultural. Del trabajo que ocupó en su día, no quedaba más que el recuerdo de las máquinas de escribir, quizá existiera alguna en un olvidado museo.
     De su matrimonio, nada, se rompió hacía mucho, aunque ella no se consideraba separada, sino más bien viuda, y de hecho acababa de saber que lo era realmente, ya que hacía unos días, su marido había fallecido.
     Sus hijos vivían lejos, uno físicamente lejos, en Estados Unidos, y la niña, en su misma ciudad, pero afectuosamente lejos de su vida.
     Y la rectitud y orden en su vida, hacía mucho que eran solo una máscara. La máscara que se ponía ella todas las mañanas cuando se levantaba y se vestía de dignidad y se maquillaba de olvido.

     Pero los difíciles tiempos que se vivían en el país habían propiciado muchos recortes sociales. Y se vio obligada a buscar un trabajo. Ya que era muy “joven” para quedarse en casa, (en palabras de su hija), y no quería escuchar a su hijo que la apremiaba a irse a vivir a América con él, (tan lejos, eso es muy lejos, contestaba ella).

     Y así avergonzada, comenzaba su primer jornada laboral.

     Se terminó de vestir con aquellos pantalones tan anchos, de color verde limón, tan chillón, y con franjas plateadas que se iluminaban en la oscuridad y reflejaban la luz. Se puso el chaquetón del mismo color y tan holgado que escondía la bonita figura, que lucía aún en su madurez.
     Salió a la calle, empujando aquel carrito portador de dos grandes cubos de basura y varios escobones enormes. Sin apenas levantar la cabeza de la acera, comenzó a barrer.
     Mas cuando llevaba aproximadamente una hora de barridos y retirada de hojas secas, comenzó a sentir el sol en la cara, la brisa fresca de la mañana en su pelo.
     Disfrutó del ir y venir de los trabajadores con paso cansado, de las oficinistas estilizadas y superficialmente guapas. Un poco mas tarde la calle se pobló de estudiantes, jóvenes alegres, habladores y risueños, algunos prendidos de sus manos y sus bocas, caminaban al unísono, presas del primer e impaciente amor.
     Luego vinieron las mamás con sus hijos pequeños, que tiraban de grandes mochilas escolares, mientras se sacudían la pereza y el sueño.
     Después de nuevo la tranquilidad, la avenida para ella sola.

     Y otra vez el sol, el viento y la luz de la ciudad le hicieron ver que empezaba otra etapa en su vida. Respiró, levantó la cabeza y empujó con orgullo y paso decidido aquel carro que la estaba conduciendo a una libertad que, por no haberla conocido antes, no sabía cuanto estaba necesitando.


Asun  8 de marzo de 2012   (DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER)

10 comentarios:

  1. asun que tengas un muy feliz dia de la mujer. te deseo lo mejor de la vida besos amiga charles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo anónimo Charles, gracias por desearme lo mejor, y creo que ya lo tengo, me considero muy afortunada, y francamente feliz.
      Besos.

      Eliminar
  2. Yo pienso que todos los trabajos son dignos y nadie debería ser juzgado por lo que hace. Buen escrito. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, cuánto tiempo, hoy mismo he estado yo en tu blog, pero no te dejé comentarios.
      Desde luego que todos los trabajos son dignos, no lo dudes.
      Besitos.

      Eliminar
  3. Saludos Asun.

    Mira hoy vengo (ya era hora) con un regalito, te va a encantar.
    Canto a las mujeres que como las lobas
    bailan y aúllan a la luna.
    Juntas y salvajes van por las montañas
    van en libertad y son hermanas
    recogiendo todos los logros
    de nuestras antepasadas
    continuando con conciencia
    y usando nuevas palabras.

    Se llama Rosa Zaragoza y la rumba es de su disco nacer y renacer, te lo recomiendo, ya me dirás.

    http://tbtasuncion.blogspot.com/2012/03/la-senora.html#comment-form

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cuca, en efecto tus visitas son un regalo, la escucharé a Rosa Zaragoza, y te cuento. Pero ya te adelanto que me gustará.
      besos.

      Eliminar
  4. Querida Asun: Que deliciosa historia. La disfruté desde el principio hasta el final. Esa señora descubriendo su libertad en un lugar insospechado y con uno giros poéticos en algunas frases que la embellecen aún más.

    Estas invitada a: "Imágenes replicadas"
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel, encantada de que te haya gustado, así ha sido la vida de muchas mujeres.
      Besos.

      Eliminar
  5. Asun llevo días intentando escribirte en esta entrada un comentario para decirte que me gustó mucho esta historia. Sencilla, positiva. Me gusta mucho cuando vas describiendo cómo se viste, el continente por el contenido, los pantalones anchos de franjas plateadas y el chaquetón, la etiqueta que van a ver todos. Me gustó en cuánto lo leí, pero blogger no me ha dejado decírtelo antes. Vamos a ver si de una vez se porta bien y me deja. Un beso, Rocío

    ResponderEliminar
  6. Gracias Rocío, por fin lo conseguiste, y a mi me hace mucha ilusión que me comentes, ya ves como la vida nos trae estas sorpresas, conocer a gente tan interesante.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar

VUESTROS COMENTARIOS SON MI ALEGRÍA